BLOG

Paz en momentos de cambio

19 marzo 2020
Paz en momentos de cambio

©Mardenit - Foto de archivo, 2018

 

Paz en momentos de cambio

 

Ante las circunstancias extraordinarias que estamos viviendo, y después de que la OMS declarase el brote de coronavirus una pandemia, el pasado viernes en MARDENIT tomamos la dura, pero a nuestra manera de ver, responsable y necesaria decisión, de cerrar nuestras instalaciones hasta nuevo aviso.

Muchos ya nos conocéis, MARDENIT es un hotel con encanto en el corazón de La Marina Alta. Somos un hotel familiar, formado por un equipo de personas que ama y se entrega en aquello que hace, y todos colaboramos con una visión compartida. Al fin y al cabo, todas y todos somos necesarios para que la luz continúe.

Esta crisis, aunque a muchas y muchos nos haya venido grande por carecer de precedentes, supondrá un gran cambio, del cual poco podemos decir en la actualidad. En relación a todo este terremoto de información, hoy me gustaría compartir con vosotros una historia que siento como necesaria en tiempos de crisis, de transformación social como la actual;

Margaret Mead, fue una antropóloga y poeta estadounidense, nacida a principios de siglo XX. Un día un estudiante le preguntó qué era lo que ella consideraba la primera señal de civilización en una cultura. La profesora le contestó que en una cultura antigua la primera señal era un fémur (hueso del muslo) roto y cicatrizado.

Mead explicó, que en el reino animal, si te rompes la pierna, mueres. No puedes correr para huir del peligro, ir al río para beber agua o cazar comida. Eres carne fresca para los depredadores.

Ningún animal sobrevive a una pierna rota, con tiempo suficiente para que el hueso se cure. Un fémur roto, que cicatrizó, es evidencia de que alguien tuvo tiempo para quedarse con el que cayó, trató su herida, lo llevó a la seguridad y cuidó de él hasta que se recuperó. “Ayudar a alguien durante la dificultad, es donde comienza la civilización”, dijo Mead.

Algo que a pesar del ruido y la confusión de los medios se repite en esta crisis, es precisamente esa necesidad y entrega por ayudarnos, ese compartir tan propio del Mediterráneo, que en los últimos tiempos parecía olvidado, entre los ritmos frenéticos de trabajo y la competitividad feroz. Personalmente debo admitir que me siento orgulloso a día de hoy, de pertenecer a ese Mediterráneo, su cultura y su gente.

De parte de todo el equipo, os queremos trasladar tranquilidad y también que esto acabará algún día, esperemos que pronto. En nuestro hotel, hemos puesto en marcha una política que os permitirá la máxima flexibilidad respecto a las reservas que hayáis realizado, no os preocupéis, e incluso si deseas realizar reservas en un futuro próximo. Eso sí, os agradeceríamos que en lugar de cancelar vuestras reservas, busquemos juntos nuevas fechas en el calendario, tantas veces como las circunstancias nos las exijan. Con ello nos ayudaréis a poder seguir ofreciendo lo que mejor sabemos hacer, experiencias inolvidables. Al fin y al cabo, recordad que en MARDENIT somos personas que trabajamos para personas, y ahora mismo queremos compartir ese mensaje de paz y confianza.

Estamos convencidos de que juntos transformaremos esta situación en algo maravilloso. Es un momento clave, y cada una de nuestras acciones tiene un gran peso, entre todas y todos estamos haciendo historia.

Mucho ánimo y fuerza.

Rubén M. Riera

#teestareesperando

Estoy de acuerdo

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Para obtener más información aquí.